Punta de Rieles, la cárcel uruguaya que funciona como un pueblo – Asociación Pensamiento Penal (2023)

un día de actividad intensa en la confitería. Fabián se mueve de una punta a otra. Saca del horno una enorme fuente y corta en trozos la tarta de fiambre, aún caliente. Chequea que el chocolate que puso a derretir no se esté quemando. Decora con granos de colores la torta bañada en merengue. A su alrededor, todos tienen alguna tarea: armar paquetes con los bocaditos, controlar las milanesas que se están cocinando, lavar lo que ya no se usa. Todo debe estar listo antes de que vengan a retirar el pedido para la fiesta de 15. Al lado, en otro local, Antonio y Arturo atienden a los pocos clientes que se atreven a desafiar la lluvia para ir hasta el almacén. A una cuadra de allí, Julio y sus empleados arreglan una de las máquinas con las que hacen bloques mientras piensan en un menú alternativo para el almuerzo: el día no está bueno para un asado.

Podría tratarse de la rutina cotidiana de un pueblo cualquiera. Sólo los alambrados perimetrales dan cuenta de que todo esto ocurre dentro de una cárcel. Y ese es el objetivo que se busca en el penal uruguayo de Punta de Rieles: que el lugar se parezca menos a una prisión y más a la vida en libertad.

Inspirada en este modelo, laAsociación Pensamiento Penal, una ONG argentina dirigida por el juez Mario Juliano e integrada por otros magistrados, fiscales, defensores oficiales, letrados particulares, funcionarios judiciales, profesores universitarios y estudiantes de derecho, elaboró una propuesta de ideas fuerza para generar un cambio en el sistema penitenciario del país.

«Los elevadísimos costos que representa el mantenimiento de las cárceles» argentinas y el hecho de que «los individuos que egresan de las prisiones se encuentran en iguales o peores condiciones que cuando ingresaron» fueron los fundamentos que promovieron esta propuesta, que será presentada en el Congreso el próximo 4 de junio.

El proyecto prevé la pacificación de la vida carcelaria, teniendo como eje el traspaso de los establecimientos penitenciarios a la órbita del Ministerio de Cultura. También proponen el reemplazo de «la cultura militarista en favor de un cuerpo civil» y promover la autogestión de las cárceles, fomentando alternativas laborales, culturales y económicas para los presos.

En Uruguay, un duro informe sobre los penales de ese país, presentado en 2009 por el relator de la ONU Manfred Nowak, promovió un consenso de las diferentes fuerzas políticas del país vecino, que derivó en la creación del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), con el objetivo de reformar el sistema penitenciario. Hoy la mayoría de las cárceles uruguayas están bajo la órbita de esta institución. En total hay 9900 presos en todo el país.

Punta de Rieles, la cárcel uruguaya que funciona como un pueblo – Asociación Pensamiento Penal (1)

«Queremos construir ciudadanía, humanizar los penales. El sistema carcelario enfocado en la seguridad ha fracasado», dice Luis Parodi, actual director de Punta de Rieles. Y aclara: «No somos una cárcel modelo, somos una propuesta diferente».

(Video) La imposible prisión 1b

Punta de Rieles, ubicada en las afueras de Montevideo, tiene un pasado oscuro: fue un centro de detención y torturas de presos políticos. Fue reinaugurada en 2010 bajo este nuevo concepto que busca humanizar las prisiones.

Por fuera se parece a muchas otras cárceles: está rodeada de alambrados, hay agentes vigilando el perímetro con sus fusiles, y tiene un sistema de requisa para el ingreso de visitantes. Pero dentro de este penal, los guardias fueron reemplazados por unos 200 operadores penitenciarios, en su mayoría mujeres, que no portan armas y tienen una formación más orientada al trabajo social, la psicología y los derechos humanos.

El sistema carcelario enfocado en la seguridad ha fracasado

La cárcel aloja a unos 500 presos. Sólo pueden estar en esta cárcel hombres condenados por cualquier delito, excepto los acusados de un crimen sexual. Para determinar quién ingresa a esta prisión, se lleva a cabo una evaluación mediante una junta que se reúne semanalmente.

Aunque este modelo carcelario es reciente y aún no hay datos específicos, el sistema apunta a bajar la reincidencia, y sus promotores están convencidos de que se está logrando.

«La idea es que haya transversalidad no sólo entre los distintos funcionarios del sistema penitenciario, sino entre todas las áreas del Estado. Queremos que todos los Ministerios se involucren con las cárceles», explica Luis Eduardo Mendoza Novo, director del INR.

UNA CÁRCEL DISTINTA

Punta de Rieles, la cárcel uruguaya que funciona como un pueblo – Asociación Pensamiento Penal (2)

En algunos aspectos, Punta de Rieles funciona como un pueblo. Los presos pueden crear sus propios emprendimientos laborales, contratar a otros internos como empleados y pagarles un sueldo e incluso vender productos y ofrecer servicios hacia afuera del penal.

La confitería, el almacén social, la bloquera, una peluquería, una rotisería, una casa de tatuajes y una huerta son algunos de los proyectos creados por los detenidos que se distribuyen sobre las callecitas de tierra del predio, donde en un día normal los presos circulan casi sin restricciones, siempre dentro del perímetro.

(Video) Charla-Debate sobre Punta de Rieles - APP La Pampa Parte 1

Las celdas, que son para 6 o 4 personas, sólo se usan para dormir y algunas barracas permanecen abiertas las 24 horas. A su vez se proyecta que haya lugares individuales para que los detenidos puedan tener un espacio de privacidad.

La atención a la salud de los presos tampoco depende del personal penitenciario. Está a cargo de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). En el penal funciona un policlínico las 24 horas y un taller de prótesis dentales.

«Es como un barrio privado, ¿no?», bromea Denis, que atiende a los clientes por la ventanilla de la panadería. El lugar es humilde, pero con el esfuerzo de los propios presos fue mejorando. Entre otras cosas, construyeron un parque de juegos para los días en que sus hijos vienen a visitarlos. En el medio del predio hay una pequeña plaza, centro neurálgico del lugar, como ocurre en los pueblos.

Las garitas dentro del predio están abandonadas: pasaron a formar parte del paisaje. Para que acompañen la idea de que Punta de Rieles se parezca a un pueblo, van a ser intervenidas artísticamente.

El sábado es día de visita y en la puerta de la cárcel, las familias compran tickets para que los presos puedan hacer compras en los comercios del penal. La plata que pagan por cada ticket es depositada en la cuenta del preso dueño del emprendimiento. El monto de dinero que los presos o sus familiares pueden invertir en los tickets internos no puede superar los 1500 pesos uruguayos mensuales (aproximadamente 500 pesos argentinos).

Este sistema fue inventado por Fabián, uno de los presos, dueño de la confitería. «Todavía pensamos, ¿vio?», dice después de explicar el funcionamiento de la «moneda» interna. La confitería ofrece servicios de lunch para fiestas y eventos fuera del penal.

No sirve de nada capacitarte en la cárcel si nadie te va a dar trabajo

El dinero que ingresa le pertenece al emprendedor, que generalmente lo usa para pagar los sueldos de los internos que trabajan para él, para ayudar a su familia fuera de la cárcel, o para comprar insumos a los proveedores. A los emprendedores sólo se les descuenta un canon variable de hasta el 20% por el consumo de electricidad y agua y el uso del terreno.

(Video) Charla-Debate sobre Punta de Rieles - APP La Pampa Parte 2

Con mucho esfuerzo, Fabián logró armar un pequeño local fuera de la cárcel, que abrirá cuando salga en libertad. «La primera vez que estuve preso pasé 9 años encerrado en una celda en otro penal, casi sin poder hacer nada. Cuando salí era un bicho. Volví a caer», cuenta Fabián. «Estando acá es distinto. Pero no sirve de nada capacitarte en la cárcel si después nadie te va a dar trabajo. Por eso quiero tener mi propio lugar, y darle un empleo a los compañeros», explica.

Punta de Rieles, la cárcel uruguaya que funciona como un pueblo – Asociación Pensamiento Penal (3)

El 80% de los emprendimientos dentro de Punta de Rieles son de los presos. También hay detenidos que trabajan para el Estado y cobran un peculio, que en algunos casos representa medio salario mínimo uruguayo (aproximadamente 1600 pesos argentinos).

En el área educativa, un espacio llamado Inclusión Digital fomenta que los detenidos accedan a Internet, con algunos filtros. «Así me capacité para crear la bloquera», explica Julio, un hombre de 44 años que debe cumplir condena hasta el año 2030 y hace cuatro años que está en Punta de Rieles.

«Empecé de cero. Ahora tengo cuatro empleados y fabricamos entre 5000 y 6000 bloques por semana, que se venden a cooperativas», cuenta.

MANTENER LOS LAZOS

Punta de Rieles, la cárcel uruguaya que funciona como un pueblo – Asociación Pensamiento Penal (4)

Cuando Antonio fue trasladado desde otro penal a la cárcel de Punta de Rieles, apenas emitía una que otra palabra. Hoy, él y Arturo, otro de los internos, son dueños de un almacén dentro de la cárcel pueblo.

«Fue raro al principio ver que en lugar de policías había operadores, la mayoría mujeres. Pero a la larga me di cuenta de que era mucho mejor. Los operadores hablan con los presos, tratan de mediar para resolver los conflictos, no te están dando órdenes todo el tiempo. Eso me ayudó a volver a sociabilizar», dice Antonio.

El cambio de actitud y de ambiente lo notan también las familias. «Están más tranquilos. Aunque acá también requisan a las visitas y eso siempre es horrible, venir a vernos a Punta de Rieles no les resulta tan violento. No hay policías armados vigilando cada paso», cuenta Antonio.

El trabajo también refuerza su relación con los que están afuera, porque mucho del dinero que ganan les permite ayudar económicamente a sus familias. «Desde que tengo el almacén, mi mujer me ama más», dice, entre risas, Arturo.

(Video) Proyectos alternativos y formas de salir de la cárcel

Para que puedan mantener los lazos familiares, a gran parte de los presos que trabajan se les permite el uso de celulares. También se autoriza que las esposas de algunos presos se queden a dormir con ellos los fines de semana.

«Si pueden hablar con sus seres queridos, si mantienen esos lazos, están más tranquilos. Hay menos violencia y no se genera esa ruptura abrupta con el círculo familiar que producen las prisiones», explica Rolando Abersún, ex director de Punta de Rieles.

Los presos también tienen acceso a la educación primaria y secundaria. Incluso uno de los detenidos consiguió un permiso para salir a estudiar a la Facultad de Ingeniería, algo para lo que están aplicando también otros presos. Este hombre recorre 35 kilómetros por día en bicicleta para poder ir a estudiar y regresar al penal para dormir.

Punta de Rieles, la cárcel uruguaya que funciona como un pueblo – Asociación Pensamiento Penal (5)

Martín, el «peluquero del barrio», ahorra cada centavo de los 50 pesos uruguayos (unos 16 pesos argentinos) que cobra por corte de pelo para poder pagarse un curso para mejorar su técnica. «Aprendí solo y todos vienen a cortarse el pelo conmigo. Pero quiero mejorar», cuenta, mientras atiende a Trompa, el dueño de la rotisería de al lado. La peluquería «Lo de Castro» se construyó en una garita en desuso. Es pequeña pero tiene todo lo imprescindible: un buen espejo, rasuradora, tijeras, un cómodo sillón regulable.

En uno de los edificios del predio funciona la radio del «pueblo». «A este lugar lo cuidamos entre todos los que trabajamos acá. Es un espacio de libertad», dice Darío, locutor y cantante.

Cuando el día está por terminar, para despedir a los visitantes Darío canta a capella una canción que él mismo escribió. La letra habla de la angustia del encierro y de lo difícil que es para un preso ver cómo la vida sigue, los hijos crecen, mientras ellos están en la cárcel. «Fui bien educado, pero mal aprendido», lamenta Darío al terminar de cantar.

Cae la noche, las calles de la cárcel pueblo se vacían y los detenidos vuelven a sus celdas Afuera, una pareja se abraza bajo la lluvia, cerca del ingreso al predio. Es la hora de la despedida, termina el día de visitas. «Este es el momento más duro», murmura un preso que observa la escena.

http://www.lanacion.com.ar/1795177-punta-de-rieles-la-carcel-pueblo

(Video) La imposible prisión Módulo 2 (primera parte)

FAQs

¿Cómo funciona la prisión uruguaya de Punta de Rieles? ›

UNA CÁRCEL DISTINTA. En algunos aspectos, Punta de Rieles funciona como un pueblo. Los presos pueden crear sus propios emprendimientos laborales, contratar a otros internos como empleados y pagarles un sueldo e incluso vender productos y ofrecer servicios hacia afuera del penal.

¿Qué es el aislamiento en la cárcel? ›

Las Naciones Unidas definen las celdas de aislamiento, o confinamiento solitario, como “el confinamiento de prisioneros durante 22 horas o más al día sin contacto humano significativo”.

¿Cómo viven los internos en la cárcel? ›

Dos encuestas realizadas en cárceles mexicanas revelan las pésimas condiciones de vida de casi un cuarto de millón de presos: hacinamiento, falta de atención médica y la necesidad de apelar a los familiares para garantizarse la alimentación más básica forman parte de una tendencia que se ha profundizado en los últimos ...

¿Cuántos presos hay en Punta de Rieles? ›

La Unidad N. ° 6, en Punta de Rieles, aloja a 546 personas, de las que 361 se capacitan en diferentes niveles y 415 trabajan. Heber, en tanto, señaló el esfuerzo de superación de los reclusos que realizan estudian formales y se preparan en oficios.

¿Cuándo son las visitas en Punta de Rieles? ›

Las visitas se efectuarán los días sábados entre las 13 y las 18 horas, y los domingos y feriados no laborales desde las 10 a 20 horas.

¿Cuánto mide una celda de la cárcel? ›

Las celdas miden unos cuatro metros de largo por dos de ancho, cuentan con una cama anclada al suelo, mesa de cemento, baldas, aseo y ducha.

¿Qué es una celda de castigo? ›

Las celdas de castigo son, como su nombre indica, celdas en donde la Clave mantiene recluidos a los cazadores de sombras que violan la Ley o a subterráneos que violan los Acuerdos.

¿Cómo se llama la celda para aislar a un recluso? ›

La celda de aislamiento es una celda pequeña a donde irán a parar los prisioneros que realicen alguna acción ilegal en la prisión, por ejemplo provocar una lesión al personal, asesinato y/o encontrarles armas o drogas. Un guardia disponible escoltará al preso esposado hacia una celda de aislamiento disponible.

¿Cómo bañan a los presos? ›

En nuestro país no hay duchas colectivas y, en los extraños casos en las que las instalaciones las mantienen así, prácticamente no se usan. Los presos suben a sus celdas para asearse y no hay pastillas de jabón, se utiliza gel.

¿Cómo duermen los prisioneros? ›

Se duerme en una litera de escasos centímetros y fabricada en acero macizo, la hora del baño es anunciada por los guardias y se debe ir en calzoncillo y zapatos de baño, el jabón por lo general es de uso común, el lugar tiene un olor desagradable e insoportable.

¿Cuánto vale un día en la cárcel? ›

Según la entidad, tan sólo en 4 prisiones de Ciudad de México -Oriente, Sur y Norte, así como la Penitenciaría de Santa Martha- los internos pagan un total de 336.000 pesos al día (unos US$20.000). Y esto es sólo por un trámite: cumplir con la lista diaria de asistencia.

¿Cuál es la cárcel más peligrosa de Uruguay? ›

Internos de una de las unidades del centro penitenciario de Santiago Vázquez, una de las cárceles más violentas del país, ubicada a 35 km al oeste del centro de Montevideo, exigen mejores condiciones de reclusión.

¿Que se puede llevar a la cárcel? ›

Las visitas NO pueden llevar ropa de color café, beige, crema, azul marino y negro, tampoco botas, zapatillas o zapatos de plataforma, ya que no se les permitirá la entrada. NO se pueden ingresar alimentos, ropa, cobijas, periódicos, revistas, etc., ni absolutamente nada.

¿Cómo se llama la cárcel de mujeres en Uruguay? ›

• POLITICA Y REGIMEN PENITENCIARIO

A continuación se describen las tareas que el equipo técnico del INACRI desarrolla en la cárcel de mujeres de Cabildo.

¿Cómo ir vestido a la cárcel? ›

* Los visitantes deben vestir apropiadamente y evitar llevar ropas que sean provocadoras. * La ropa transparente, sin mangas, apretada, ceñida al cuerpo, de cuello abierto o que revele partes del cuerpo privadas, no será permitida. * No se permiten sombreros, excepto los religiosos.

¿Cómo te revisan para entrar a la cárcel? ›

Dichos exámenes, que incluyen exploraciones rectales y pélvicas (vaginales), son realizados cuando un individuo tiene su primer ingreso a la población penal y luego, cada vez que se le permite tener contacto personal directo con alguien fuera de la cárcel.

¿Cómo pedir el traslado de un preso? ›

¿Qué documentación se debe reunir para ser trasladado?
  1. Solicitud de traslado, firmada por el reo.
  2. Acta de nacimiento.
  3. Sentencia condenatoria.
  4. Pago de cualquier multa impuesta en la sentencia condenatoria.
  5. Síntesis de la situación jurídica del sentenciado.
  6. Estudios de personalidad realizados por las autoridades penitenciarias.
17 Oct 2019

¿Cuántos presos hay en una celda? ›

Como en la mayoría de países europeos, la ley penitenciaria española obliga a alojar a un solo preso por celda.

¿Cuánto tiempo puedes estar en aislamiento en la cárcel? ›

Como hemos dicho, una explicación por la que una persona presa puede encontrarse en aislamiento se suele deber al hecho de haber sido clasificada en primer grado. En estos casos no existe un límite temporal y el aislamiento puede llegar a aplicase durante toda la condena, con independencia de su duración.

¿Cómo es una celda en la cárcel? ›

Las celdas o dormitorios son, a menudo, un espacio de vida donde las personas detenidas pueden guardar sus pertenencias personales y crear, si no un ambiente familiar, al menos uno confortable. Por lo tanto, las personas detenidas pueden sentir que estas búsquedas invaden su espacio personal.

¿Qué son los colchones en la cárcel? ›

Los colchones ignífugos son elementos que frenan la propagación de un incendio. En los colchones ignífugos fabricados por Acolsa cumplimos las normas de seguridad ocupacional y protección contra incendios 16 CFR 1632 y 1633.

¿Qué es el cuarto acolchado en la cárcel? ›

Un sitio financiado con dinero público, donde las autoridades penitenciarias torturaban y “despedazaban” a los reos.

¿Qué es la caja en la cárcel? ›

"La Caja": la celda de 2x3 metros que se emplea para confinamiento solitario en las prisiones estadounidenses. También le dicen "la perrera", "el infierno", "la esquina", "el hueco" y "The Matrix", entre otros nombres.

¿Cuántos presos hay en un módulo? ›

La estructura interna

Los presos también tienen lugares de convivencias donde pueden tener visitas más largas y personales (de hasta 6 horas y hasta 1 vez al mes). En los lados un total de 8 módulos de celdas a los que se suman 3 módulos (enfermería, ingresos y aislamiento).

¿Cuánto cobra un preso en la cárcel en España? ›

Cuál es el sueldo de un preso

Grupo I (economato y actividades auxiliares): 2,59 euros/hora. Grupo II (operario base o superior): 3,66-4,39 euros/hora. Grupo III (manipulados II, mantenimiento, metálica o prestación de servicios): 3,77-4,39 euros/hora.

¿Qué pasa en las cárceles de mujeres? ›

Las mujeres y la cárcel

Los delitos imputados a las mujeres mexicanas se han incrementado y han cambiado. La mayor parte de las que se encuentran actualmente reclusas en México, lo está por delitos contra la salud; le siguen los delitos de robo, secuestro y extorsión.

¿Cómo se les dice a los que están en la cárcel? ›

Preso es aquel que se encuentra en una prisión. Un preso, por lo tanto, es una persona que está privada de su libertad y que es obligada a permanecer en un lugar de encierro.

¿Que se puede llevar a la cárcel? ›

- De los Artefactos Eléctricos Permitidos. - De las Herramientas Manuales, Materiales e Insumos para Trabajos Artesanales Permitidos. - De los Útiles de Aseo Personal Permitidos. - Del Vestuario y Calzado Permitido.

¿Qué es el síndrome del preso? ›

«Es volver para atrás, por eso te cierran la puerta rápido cuando vos salís». Y se da cuando dentro de la prisión el preso experimenta que se encuentra solo en el mundo real, sin nadie que lo espere a la salida. Este miedo, conocido como el «síndrome del preso», supone una pérdida de autoestima para los presos.

Videos

1. Charla-Debate sobre Punta de Rieles - APP La Pampa Parte 3
(Rodrigo Emanuel Draeger)
2. Dislocación y expansionismo de la prisión. Una aproximación al estado de las investigaciones
(CLACSO TV)
3. PIENSE Y HAGASE RICO - NAPOLEÓN HILL - AUDIOLIBRO COMPLETO
(🌀EAR-BOOKS🌀)
4. Psicologia del delincuente
(El JUNIOR!!! Psicológico)
5. Conferencia Buenas prácticas de Gestión - OLA Montevideo 2019
(Ópera Latinoamérica)
6. Audiolibro de El silencio de los malditos - Parte 1 (Narrado por Carlos Pinto)
(Camilo)
Top Articles
Latest Posts
Article information

Author: Nathanael Baumbach

Last Updated: 02/01/2023

Views: 5375

Rating: 4.4 / 5 (75 voted)

Reviews: 90% of readers found this page helpful

Author information

Name: Nathanael Baumbach

Birthday: 1998-12-02

Address: Apt. 829 751 Glover View, West Orlando, IN 22436

Phone: +901025288581

Job: Internal IT Coordinator

Hobby: Gunsmithing, Motor sports, Flying, Skiing, Hooping, Lego building, Ice skating

Introduction: My name is Nathanael Baumbach, I am a fantastic, nice, victorious, brave, healthy, cute, glorious person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.